11 de septiembre de 2007

A la espera de.....


Los pasajeros del ferrocarril Roca que se topen en alguna estación con unos trenes plateados, con mucho estilo europeo, no se ilusionen. Por ahora no estarán circulando por las vías del gran Buenos Aires. Desde enero, cuando llegó la tercera partida de trenes comprados a Portugal por la Secretaría de Transporte, que dirige Ricardo Jaime, los trenes están parados a la espera que los adapten para las vías locales. ¿El motivo? No son compatibles con la maltrecha infraestructura ferroviaria. Pese a las promesas de que los ferrocarriles iban a estar corriendo las vías del ramal Roca en poco tiempo, los vagones portugueses descansan en los talleres ferroviarios de Llavallol y Remedios de Escalada a la espera de que se destrabe la burocracia que, por ahora, impide repararlos. "Esos trenes tienen que ser sometidos a varios arreglos que van a salir bastante caros", dijo un ejecutivo que conoce de cerca los pormenores de la compra a Portugal. " ¿Qué es lo que les pasa?", se le preguntó. "De todo", contestó. Los 33 vagones eléctricos que forman 11 formaciones denominadas triplas tienen varios problemas. En principio, tienen un pantógrafo -una especie de "X" que hace contacto con la electricidad- que no sirve y que debe ser reemplazado. Pero eso no es todo. Las puertas no son compatibles con los andenes bonaerenses, ya que la altura de éstos impide que se puedan abrir. Allí, la segunda modificación necesaria. "¿Eso es todo?", preguntó LA NACION. "No, tienen que ser sometidos a pruebas de carga, porque no está del todo claro si pueden soportar la tremenda cantidad de carga a los que se los somete en las horas pico del ramal", respondió el ejecutivo. ¿Qué dice la Secretaría de Transporte? "Se sabía desde que se compraron que tenían que ser adaptados", dijeron cerca de Jaime. Los coches fueron comprados y luego anunciados como una de las soluciones que tendrían los usuarios de los trenes del ramal eléctrico de Temperley, que en enero, cuando los ferrocarriles llegaron al puerto porteño, estaba concesionado a Sergio Taselli y su empresa Metropolitano. "Lo que sucedió es que en el medio de este proceso de llegada de los trenes y adaptación para que puedan circular se produjeron los incidentes en la estación Constitución [en mayo] y luego le fue quitada la concesión a Taselli", explicaron en la Secretaría de Transporte. Los vagones y la mayor comodidad para los usuarios quedaron embretadas en un tira y afloja entre las nuevas concesionarias que manejan la Ugofe -Metrovías, Ferrovías y Trenes de Buenos Aires (TBA)- y el taller ferroviario Materfer, propiedad de Sergio Taselli al que se le había prometido reparar los coches. "Hay quienes dicen que la negociación con Taselli para que deje la concesión de Metropolitano incluía el arreglo de estos trenes", dijo un conocedor de los temas ferroviarios que repitió varias veces: "No me cite, por favor". Pero las otras tres empresas que integran la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (Ugofe) pusieron el grito en el cielo porque los arreglos los iba a realizar Taselli. Y en épocas de tarifas congeladas, el principal negocio ferroviario no tiene que ver con cobrar boletos, sino con arreglarlos y hacer obras ferroviarias para luego cobrárselos al Estado. Sólo el 1° de este mes, una resolución otorgó los vagones a la Ugofe, pero no se sabe quién los arreglará. Mientras, los usuarios esperan.


Nota Publicada en el diario LA NACION.


3 comentarios:

lalo dijo...

este comentario lo voy a duplicar aquí y allí.
Bienvenido seas! ¿será como en esas peliculas donde uno va despertando a otro que despierta a otro y de a poco se arma algo?
No lo se...pero sí es cierto siempre es un gusto conocer a gente que anda..en algo parecido.
Me gustó mucho el título... avanza la guerrilla digital... ¿llegaremos a tanto? por lo pronto..eso espero.
Ah! una post data: Espero no nos pase como a liza y su periodico ...
Salute

Anónimo dijo...

Que lo parió! diría un personaje de historieta. Todos los días me digo que no me tengo que hacer mala sangre pero estos muchachos se esfuerzan día a día para amargarnos la existencia. VAMOS EL 20 A LA PLAZA!!!

Anónimo dijo...

Siempre comprando la "ultima" tecnologia eh, ahora nos tocaron los trenes portugueses de los años 60, iluso yo, que cuando vi el primero en circulacion lo primero que pense era que lo habian puesto para filmar una pelicula, dios, si sere estupido...... este pais mas que el granero del mundo, como supuestamente lo era, ahora somos el basurero del mundo, pasen muchachos y dejen su basura AQUI. que encima nosotros le pagamos por recibirla.